¿Quién dijo que el circo había muerto?

12 junio 2015

Payasos, acróbatas, magos, trapecistas. El circo ha vuelto y lo ha hecho con una propuesta renovada y de calidad. El pasado 23 de abril arrancó en Figueres, Girona, el Circo Charlie Rivel, un espectáculo que combina las acrobacias del circo con la cultura popular catalana. 

Promovido por el becario Genís Matabosch (Francia, 1999) el Circo Charlie Rivel pretende ser “el nuevo circo catalán”. Esto lo consigue utilizando elementos como la música, la danza y el vestuario tradicional catalán como eje del espectáculo. Precisamente, el Circo Charlie Rivel recibe su nombre en honor a Josep Andreu i Lasserre, “Charlie Rivel”, el más universal payaso catalán, nacido el 23 de abril de 1896 en Cubelles.

El espectáculo lo componen 15 números diferentes donde la calidad es el denominador común ya que, según Matabosch, “es la única manera de recuperar la confianza del público en las artes circenses y darles la dignidad perdida en el último tercio del siglo pasado”.

En el Circo Charlie Rivel los espectáculos se realizan bajo una única carpa, que dispone de climatización y de avanzada tecnología en luz y sonido. Asimismo, la carpa no tiene columna central, lo cual ofrece una visibilidad excelente para los más de 800 espectadores que puede albergar. 

Genís Matabosch también dirige el Festival Internacional del Circ de Figueres, que se celebra anualmente en la capital del Alt Empordà. Un evento realizado a imagen de los grandes festivales de circo de Moscú o Montecarlo, con una cuidada selección de los mejores trapecistas, acróbatas, malabaristas y payasos llegados de todos los rincones del planeta. 

Síguenos twitter instagram facebook youtube
circo charlie rivel
genís matabosch
girona
circo