Exploración e industria aeroespacial, ¿existe una sin la otra?

06 julio 2021

Si hoy hubiera un apagón de las tecnologías espaciales, nuestro mundo, tal y como lo conocemos, se pararía. 

Con esta reflexión empezaba el tercer encuentro virtual de becarios de la Fundación ”la Caixa”, que este mes de junio ha reunido a algunos de los becarios que trabajan en el sector aeroespacial. 

El debate se centró inicialmente en los retos y tendencias del sector, así como en el papel de la industria y los beneficios para la sociedad de la exploración y la industria aeroespacial. El objetivo final era tejer un decálogo en defensa de la exploración espacial, porque los motivos para seguir trabajando en el espacio son muchos y muy variados.
 

El tercer encuentro virtual de becarios de la Fundación ”la Caixa” ha reunido, este mes de junio, a algunos de los becarios que trabajan en el sector aeroespacial.De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Ainhoa Martín y Diana Molina, del Programa de Becas de la Fundación "la Caixa" Xavier Ventura, Javier Roa, Jorge Gómez, Álvaro Romero, Iñigo Alforja, Ismael Román, Javier Viaña y José Mariano López.

Diez razones por las que seguir con la exploración espacial

1. Curiosidad e innovación

Porque la especie humana tiene una necesidad innata de trascender a nuestras fronteras, y este empeño es fuente continua de inspiración como especie y motor de innovación tecnológica. 

2. Avances científicos

Porque nos da acceso a un laboratorio científico único, con el que entender no solo el universo más lejano, sino también nuestro sistema solar o cuándo y dónde surge la vida.

3. Conocimiento de la Tierra

Porque nos permite observar y conectar con cada rincón de nuestro planeta, y así contribuir a un mundo más sostenible y más justo, con nuevas estrategias para mitigar el cambio climático, una red de transporte más eficiente, previsión y respuestas rápidas y eficientes a crisis ambientales y sociales, y nuevas oportunidades para estudiantes en lugares remotos, por mencionar solo algunas aportaciones del sector. 

4. Futuro de nuestro planeta

Porque el desarrollo de tecnologías para superar los retos espaciales nos prepara para los retos futuros de nuestro planeta. Algunos casos concretos son el uso hipereficaz de recursos como el agua o el oxígeno, la limpieza de espacios cerrados o la miniaturización tecnológica.

5. Seguridad planetaria

Porque, gracias a las tecnologías aeroespaciales, nuestro planeta y la vida están más seguros. Ejemplos de programas de seguridad planetaria son los programas de detección y “deflactación” de asteroides y otros objetos que puedan impactar con el planeta, o los programas para prevenir y mitigar los efectos de las grandes tormentas solares, que suceden una vez por siglo y que ya en el siglo xix provocaron el fallo mundial de los sistemas de telégrafo.

6. Aplicaciones y riqueza

Porque con cada nueva tecnología surgen nuevas aplicaciones y nuevos modelos de negocio que todavía no podemos ni imaginar. Como ejemplo, actualmente, el negocio intrínseco a la exploración espacial, es decir, el asociado a los propios satélites, lanzaderas y otros sistemas aeroespaciales, supone solo el 5 % de los 300.000 millones de euros que mueve el sector. El resto lo generan todas las aplicaciones derivadas, que hasta el momento están dominadas por las telecomunicaciones y las que hacen uso de los datos de observación de la Tierra.

7. Nuevas fronteras y nuevos recursos

Porque estamos muy cerca de comercializar un territorio tan estratégico como la Luna, que se convertirá en puerto intermedio para exploraciones más lejanas, pero también en una nueva fuente de recursos para la Tierra —como en el caso de las tierras raras, cuya escasez es un factor limitante para el desarrollo de ciertas tecnologías—. 

8. Inversión perfecta

Porque la inversión en el sector aeroespacial ha sido a menudo llamada “la inversión perfecta” dado el alto retorno de los recursos dedicados. En el caso de España, sin ir más lejos, la productividad se estima hasta tres veces mayor que en cualquier otro sector. 

9. Democratización de las oportunidades

Porque la democratización del acceso al espacio y las estrategias de datos en abierto ofrecen oportunidades más equitativas que nunca para la generación de riqueza en cualquier parte del mundo. 

10. Equidad y progreso para todos

Porque son muchas las vidas que pueden mejorarse, e incluso salvarse, gracias a las tecnologías y datos satelitales. Hablamos, por ejemplo, de la búsqueda y rescate de personas en situaciones humanitarias o ambientales críticas, y la monitorización y gestión eficiente de recursos naturales o alimentarios en aras de un desarrollo planetario justo y sostenible.

Satélite sobrevolando la Tierra.

El futuro de la exploración espacial

Turismo espacial, estudios de microgravedad o sobre el cambio climático, las primeras colonias humanas fuera del espacio, o la protección de asteroides o de tormentas solares... Todo es posible en el futuro gracias a proyectos públicos y privados en el sector aeroespacial. 

Si en algo coincidieron los participantes de este encuentro es en la necesidad de no caer en los mismos errores que hemos cometido ya en la Tierra, en cuanto a la creación y gestión de basura o el uso poco democrático de los recursos. Las iniciativas europeas e internacionales para hacerlo mejor están ya en marcha y van a seguir creciendo en los próximos años.

Además, se anticipan también tensiones en la competencia por el uso del espacio y de sus recursos, e incluso de un uso justo de estos teniendo en cuenta perspectivas de seguridad nacional y espionaje internacional, que están impulsando la compleja legislación aeroespacial. El objetivo final es crear un marco de confianza global que facilite las colaboraciones internacionales y a la vez proteja la privacidad de las personas y los intereses y necesidades legítimas de los estados.

Desde una perspectiva europea, la situación es de claroscuros. Nuestro continente aporta un 15 % de la inversión institucional y copa el 30 % del mercado de las telecomunicaciones, los receptores de navegación e incluso lanzadores. Sin embargo, en el llamado sector new space, es decir, en la comercialización del espacio y el subsiguiente auge de nuevas tecnologías y negocios, Europa sigue muy por detrás de su potencial. 

Y si lo miramos en clave más local, el reciente anuncio de la creación de la Agencia Espacial Española, que se realizó en clave de seguridad nacional, pero que tendrá implicaciones a todos los niveles, es solo una muestra de la rapidez con la que se mueve el sector. Cada día se añaden oportunidades y retos nuevos por lo que las políticas e intereses nacionales deberán responder estratégicamente y con diligencia a las iniciativas y compromisos a escala europea y global.

No hay duda de que la exploración aeroespacial está aquí para quedarse. Por eso estaremos atentos y seguiremos hablando de todo ello con los becarios de la Fundación ”la Caixa”.

***

En 2018, la conferencia Horizons: Talks & Lectures sobre los retos de la exploración espacial recogía la conversación entre el astronauta Pedro Duque, actualmente Ministro de Ciencie e Innovación del gobierno español, y el becario Javier Ventura-Traveset, portavoz de la Agencia Espacial Europea en España.

Síguenos twitter instagram facebook youtube